¿Por qué deberías renovar tu empresa?

Si desde hace tiempo por tu cabeza ronda la pregunta ¿Es hora de renovar mi empresa?, en DEGLA te presentamos una serie de razones que te pueden ayudar a responder esa pregunta.

En toda empresa hay momentos que son punto de inflexión que serán decisivos para el futuro, en el ciclo de vida de una empresa esta nace, madura, se asienta en el mercado, y si no introduces cambios o mejoras puede llegar a estancarse y desaparecer.

El mercado está en cambio constante, y adaptarse a él es la única opción para seguir trabajando, para ésto es necesario plantear cambios.

Desde DEGLA te ofrecemos una serie de elementos que pueden motivar el inicio de un cambio. Te proponemos que saques papel y lápiz, y si tienes más de 5 ‘check’ en la siguiente lista, renovar tu empresa seguramente sea una necesidad, no una opción.

  • No tienes visibilidad en Internet: aunque creas que tu negocio no tiene nada que ver con Internet, te equivocas. Igual que tu día a día se ve influido por las nuevas tecnologías (móvil, redes sociales, tarjeta de crédito…)  tu empresa también. La forma de consumir, de buscar y de encontrar soluciones a las necesidades diarias de los consumidores ha cambiado. Por ello, tener una web es tan necesario para tu negocio como antes lo era tener un teléfono o unas tarjetas de visita. Renovar tu web o hacer una página web corporativa, no sólo te dará visibilidad para encontrar nuevos clientes, sino que te acercará y facilitará el contacto con los que ya tienes.
  • Tu imagen de marca tiene más de 10 años: igual que hoy te verías raro vestido con ropa de hace más de 10 años, es posible que tus clientes vean tu negocio como algo anticuado. Las modas cambian y tus clientes también.  Actualizar tu identidad de marca va mucho más allá de re-diseñar el logotipo o las tarjetas de visita. Cuando hablamos de renovar tu imagen de marca, hablamos de adaptar tus valores y filosofía de empresa a las necesidades actuales de tus clientes.
  • Pierdes clientes: no sabes muy bien porque pero cada vez tienes menos clientes. Te cuesta conservar los que tenías y mucho más ganar nuevos. Si las promociones de siempre ya no son efectivas, tus procesos cada vez son más costosos y los números comienzan a aparecer en negativo; no sigas por ese camino. Hay algo que está fallando, tus acciones ya no conectan con tus clientes. En definitiva, es hora de cambiar y volver a enamorarles.
  • Tu competencia ha crecido más que tú: si tus competidores crecen mientras que tú sigues en el mismo punto que hace años, hay algo que no funciona. Y te preguntas, ¿cómo han podido ganar tanto mercado? La respuesta no está en ellos, está en ti. En el mercado hay sitio para todos, sólo has de encontrar el tuyo. Y para ello, has de pensar como diferenciarte, llegar a tus clientes y volver a posicionar tu empresa.
  • Tus empleados no están suficientemente formados: no se trata de que tu plantilla sea joven o no, se trata que estén los suficientemente formados para responder a los objetivos de tu empresa y a las necesidades de tus clientes. Invierte en formación, contrata gente proactiva y que mejore tu equipo de trabajo, dedica tiempo a formar a tus empleados y sobre todo, trasmite una cultura corporativa fuerte. 
  • Tu comunicación no llega a los clientes: para llegar a tus clientes debes saber dónde están, qué mensajes son los que realmente conectan con ellos, qué canales utilizan para comunicarse, para informarse e incluso para comprar. Haz un estudio de mercado y conoce a tus clientes al detalle. Actualiza las vías de comunicación, el cómo y cuándo; y los resultados mejoraran. Invierte en comunicación y confía en los profesionales.
  • No consigues mantener un flujo constante de ingresos: es probable que las fórmulas que antes te funcionaban para conseguir más ingresos, ya no lo hagan. Replantea tu plan de negocio, tus estrategias e incluso tus mercados. Quizá sea la hora de dar el salto e internacionalizar tu negocio. El mercado es mucho más amplio de lo que piensas, y tus clientes pueden estar por todo el mundo.
  • Tus procesos son poco eficaces: la innovación es mucho más importante de lo que piensas. Mejorar tus procesos no sólo te ayudará a vender más, sino que puede reducir costes y hacer más eficaz a tu negocio. Cuida de tu entorno y aporta valor a la sociedad. Haz que tus procesos de producción sean sostenibles y que tu empresa contribuya a mejorar el entorno. Tus clientes lo agradecerán.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Beneficio de tener un Coach

Transformación Digital